Santiago Bellomo, Filósofo y Educador

“Hay otro aspecto que me preocupa de los medios de comunicación que yo llamaría: “inflación de expectativas”. Los medios aunque no lo pretendan no solo son creadores de opinión, son creadores de expectativas. La gente va formando expectativas sobre su futuro, sobre su bienestar, a veces a partir de lo que los medios le presentan, y los medios inflan una expectativa que nunca va a ser resuelta.

Voy a poner un ejemplo: uno escucha a Alessandra Rampolla hablar sobre sexualidad y sobre posiciones, mecanismos, estrategias y nos relata un cierto modo de vivir la sexualidad. Ahora me pregunto ¿cómo es la sexualidad del hombre de la calle?. ¿Cuán cercana o lejana está de esto? ¿y cómo vive su sexualidad en función de esos parámetros? Los medios generan respecto de la sexualidad pero también de muchas otras cosas determinados parámetros y expectativas deseables. Y si esas expectativas son ilusorias, una posibilidad es decir: “bueno, estaba equivocado respecto de mis expectativas”.

Pero otra es decir: “no soy normal, porque no vivo mi sexualidad al modo que la describe Alessandra”. Esto por ejemplo con los adolescentes pasa mucho. El cuerpo de las adolescentes y no tan adolescentes. ¿cómo tiene que ser el cuerpo de una adolescente o mujer normal? Si uno se orienta por lo que muestran los medios: es un cuerpo medio irreal porque es tan delgado que si yo pretendo ser eso tengo que violentar mi propia naturaleza, y es lo que de hecho por desgracia pasa en muchos casos. Por llegar al ideal presentado por los medios, que es un ideal no real paradójicamente, la realidad es violentada a una gimnasia demasiado artificial.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *