“La esperanza es algo más complejo que solamente una virtud. Es una pasión, es decir aquello que nos mueve. Es interesante marcar la relación que existe entre esperanza y magnanimidad, porque esta atracción al futuro que nos implica la esperanza o el objeto de la esperanza significa que nosotros nos estamos moviendo en una dirección apasionante, por eso lo de la pasión de la esperanza.”