Martin Buber, Filósofo

“El sí de la vida humana no surge de uno mismo, sino de un encuentro con el otro donde cada uno acepta toda la otredad del otro y lo confirma en sus ser.

Solo podremos comprender al hombre en toda su profundidad, si lo concebimos como seres que se constituyen en el diálogo, como seres cuyo estar dos en recíproca presencia se realiza y se reconoce cada vez en el encuentro del uno con el otro. No es como la sangre que circula en ti, sino como el aire que respiramos”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *